Saltar al contenido
CANYONING BARCELONA

El material para barranquismo

Material para barranquismo

Si bien podría parecer-nos cosa simple hacer una lista de material básico a llevar a nivel personal y colectivo a la hora de practicar barranquismo, no lo es en absoluto. Dejando de lado, la incontable cantidad de material de barranquismo que inunda las tiendas especializadas a día de hoy, hay que contar con la propia costumbre y experiencia de cada barranquista.

Con todo, aquí intentaremos aportar de una manera más o menos clarificadora, lo que a nuestro parecer puede ser lo mínimo que debe incluir el equipo de todo barranquista más o menos experimentado.
Evidentemente, habrá quien tendrá entre sus preferencias priorizar ligereza y técnicas de fortuna en vez de llevar cantidad de elementos auxiliares que encontraréis aquí descritos, como por ejemplo, sustituir los bloqueadores, por un nudo machard.

Así pues, nuestra sugerencia es tomar ese artículo solo como referencia de lo que nosotros consideramos un buen equipo que nos permitirá la práctica del barranquismo con unas buenas garantías de seguridad y previsión ante cualquier eventualidad. También puede servir para aquellos que os aproximáis por vez primera a este maravilloso deporte de aventura y queréis empezar a confeccionar vuestro kit para barranquismo.

Material personal para barranquismo

Casco

Hay infinidad de ellos! Pero si hay que comprar uno, recomendamos prestar atención a que este disponga de una pequeña visera que nos será de gran utilidad en descensos por el activo, creando una pequeña cámara de aire delante nuestras vías respiratorias.
Además hay que comprobar que el casco cumpla con la norma de montaña EN12492 y/o UIAA106

RebajasNo. 1 en ventas
PETZL BOREO Helmet Lime Green Casco de Escalada, Unisex Adulto, Verde Lima, S/M (48-58 cm)
Forma del gorro, inferior en la parte trasera ofrece una protección reforzada.; Peso: 315 g.
53,88 EUR
No. 2 en ventas
PETZL BOREO Casco de Escalada, Unisex Adulto, Blue Jean, Talla Media/Grande
Forma del gorro, inferior en la parte trasera ofrece una protección reforzada.; Peso: 315 g.
49,90 EUR
No. 3 en ventas
Kong - Mouse, color blue
Equipado con agujeros previamente marcados para fijar auriculares y visera.
40,08 EUR

Silbato

Hay que tener la certeza que en barrancos acuáticos, y en especial cuando su caudal es abundante, nos resultará imposible la comunicación verbal, y en ocasiones, incluso la visual nos va a resultar imposible, de aquí la importancia del silbato.
Es fundamental, acordar el código de comunicación al inicio del descenso para comprobar que todos los miembros del grupo lo conocen.

Recomendamos esta oferta de dos silbatos + manta térmica !

Arnés de barrancos

Si ya disponemos de un arnés y no sabemos si es un arnés para barranquismo (específico), debemos asegurarnos que su punto de anclaje sea alto, por encima del ombligo a fin y efecto de evitar que la fuerza del agua pueda hacernos voltear y dejarnos boca abajo en un descenso por el activo.

La cantidad de arneses disponibles en el mercado es enorme, de más a menos completos, pasando para otros más específicos que requieren de un mosquetón semi-circular para cerrarlos así como punto de anclaje, siendo estos últimos perfectos para el uso combinado con un bloqueador ventral.

Es vital si queremos alargar la vida de nuestro arnés de barranquismo disponer de una culera para protegerlo de la abrasión.

No. 1 en ventas
Beal hydroteam arnés de Escalada Unisex, Amarillo
Se adapta a todos los tamaños de XS a XL.; Braga extraíble y sustituible.; Trazabilidad y identificación facilitées gracias a un n ° individual.
74,99 EUR
No. 2 en ventas
PETZL canyon1 Correa, Unisex Adulto, 0, Talla única
Peso: 700 g.; Certificación(en): CE, EN 12 277 tipo C.; Asiento extraíble e intercambiable/cinturón ancho de cadera de espuma.
89,90 EUR
No. 3 en ventas
Singing Rock Canyon XP M/L New Sistema de Seguridad Montañismo, Alpinismo y Trekking, Adultos Unisex, Rosa (Sin Color), Talla Única
Sport singing rock; Sistema de seguridad montañismo, alpinismo y trekking unisex adulto; Canyon xp m/l new (src5030bs03)
80,00 EUR

Arnés de pecho

Otro elemento para la discordia, podemos bien seguro sustituir el arnés de pecho por uno de fortuna con cintas cosidas, si bien es cierto que en caso de tener que usarlo, bien agradeceremos el confort y manejabilidad extra que nos aporta un elemento diseñado específicamente para tal fin.
Los hay de muy completos, pensados para espeleología, escalada artificial y otros deportes, pero en  barranquismo, a fin de evitar que se nos enganche, la simplicidad es un plus, así que a la hora de comprar un arnés de pecho, si su uso va a ser exclusivamente para barrancos, no aconsejamos comprar el mejor de los arneses de pecho.

Cabos de anclaje

En la práctica del descenso de barrancos, los cabos de anclaje son un elemento fundamental, y como en el resto de material, encontraremos una amplia variedad en el mercado, incluso algunos de regulables!

En este caso, recomendamos no olvidar nunca la posibilidad de confeccionar nosotros mismos nuestros cabos de anclaje, siempre teniendo en cuenta que deben ser asimétricos, pudiendo tomar como referencia 25/30 cm para el cabo corto y 45/50 cm para el largo (siempre adaptándonos a la estatura de cada uno).
Deben ser confeccionados siempre con cuerda dinámica para uso en simple, pudiendo soportar siempre una caída de factor 2.
Se recomienda también su uso con mosquetones de seguridad.

Compartimos a continuación el vídeo que a nuestro entender explica mejor (aunque en francés) los pasos a seguir para su confección:

Mosquetones

Es muy difícil precisar cual es el mínimo y qué variedad de mosquetones debe colgar de nuestro arnés cuando hacemos barranquismo, si bien todos estaremos de acuerdo que llevar varios y variados es una gran idea.

No es aquí dónde debemos presentar la variedad de tipos de mosquetones existentes, pero si que hay que tener en cuenta la utilidad de cada uno de ellos y llevar con nosotros aquellos que combinan con nuestras capacidades técnicas y el material de que disponemos.

Aun así, creemos importante destacar los siguientes cuatro tipos de mosquetones, los más elementales y los que no pueden faltar en nuestro arnés, a excepción de los de tipo K, que nombramos para dar riqueza y más recursos a un posible lector o lectora que se encuentre en fase de iniciación.

  • Tipo “pera” o HMS (tipo H)
    Su nombre deriva del acrónimo del medio-ballestrinque, en alemán. Así, a nuestro entender es un tipo de mosquetón imprescindible en nuestro arnés pues nos permite trabajar con técnicas de fortuna en las que se interrelacionan cuerdas/nudos y el mosquetón.
  • Mosquetón asimétrico (tipo D)
    Acostumbran a soportar grandes cargas y están perfectamente adaptados a los distintos aparatos de progresión así como a su uso en distintas maniobras. Lo ideal es llevar siempre algunos de ellos, siempre a ser posible, de seguridad.
    Asimismo, es recomendable llevar algunos mosquetones sin seguro a modo de mosquetón auxiliar para colgar, por ejemplo, la mochila del arnés.
  • Mosquetones ovalados o paralelos (tipo X)
    Son ideales para un uso correcto de las poleas o el Shunt. También nos resultan de gran utilidad para la confección del nudo “corazón”; también resulta ser un mosquetón muy polivalente.
  • Maillones, o mosquetones tipo Q
    Conocidos de forma popular como maillones, resultan tremendamente útiles para configurar instalaciones desde puntos de anclaje naturales, así como para reemplazar o sustituir otros de viejos.
    Su ventaja principal es el precio, así que siempre hay que llevar alguno si no queremos tener que abandonar un mosquetón caro en alguna instalación precaria que podamos encontrar.
  • Mosquetones de vía ferrata (tipo K)
    Aunque no demasiado populares entre los barranquistas, estos mosquetones diseñados específicamente para la progresión en vía ferrata resultan útiles a personas que quieran beneficiarse de su gran apertura y su cierre automático para sus cabos de anclaje.
    En general, la mayoría de gente prefiere mosquetones asimétricos con o sin seguro por su tamaño más reducido.

Ocho (descensor)

Otra vez, nos encontraremos con infinidad de modelos al mercado, y no entraremos en discutir si es mejor el Pirana de Petzl, el Oka de Kong, o el nuevo Giro.

Para el descenso de barrancos cada uno tiene sus preferencias, así que nosotros nos basaremos únicamente en el ocho de toda la vida, ideal para la iniciación, y con el tiempo y la experiencia cada uno que adquiera el descensor que más le convenza.

Creemos que el ocho es capaz de cumplir con las expectativas de todos los barranquistas, pues nos permite el montaje de instalaciones desembragables entre otras maniobras.

Si que recomendamos llevar alguno de repuesto en la mochila, nosotros llevamos 3, uno para el descenso, otro para las cabeceras desembragables, y uno de repuesto por si perdemos alguno durante el descenso. (Eventualmente podemos realizar la instalación desembragable en cabecera con un nudo dinámico).

La navaja en barranquismo

Puede parecer mentira, pero aún hay gente que sale al monte y se ata a una cuerda sin llevar un cuchillo!
Da igual si lo vas a usar solo para cortar el embutido para el bocadillo o bien cortarás la cuerda en un caso extremo, el caso es que hay que llevar siempre en nuestro arnés un cuchillo.
Si además queremos invertir algo de dinero, y comprar una navaja específica, lo ideal es que la hoja no sea lisa, debe ser irregular o dentada además de tener un buen ojal por el que pasar un cordino o mosquetón.

Puede parecer absurdo, pero chicos y chicas con pelo largo, que hay que hacer cuando se te enredan los pelos dentro del descensor?

Combinaciones de neopreno (adaptar el grosor según la época del año y el barranco)

Siempre es recomendable comprar neoprenos de dos piezas, el peto y la chaqueta con capucha.

Si el barranco va a ser muy frío, o bien porqué nos conocemos y sabemos que siempre sufrimos por el frío, podemos complementar nuestro neopreno con un chaleco sin mangas o con ellas, de unos 3 mm, por debajo de la chaqueta.

Guantes y escarpines

Siendo las zonas más distales del cuerpo, serán también las que antes y con mayor intensidad sufrirán los efectos del frío.
Es cierto que los guantes de barranquismo son menos usados que los escarpines, pues nos limitan el tacto y movilidad de los dedos. En cambio, los escarpines raramente faltarán en el kit barranquista de ningún deportista.

En el caso de los guantes, hay que evitar los guantes simples de neopreno, pues si no vienen debidamente reforzados nos durarán poquísimos descensos.

Botas de barranquismo

Por bien que hay quien siempre aprovechará las botas viejas de senderismo para la práctica del barranquismo, no puede faltar en un artículo específico de material para barranquismo, una mención a las botas específicamente diseñadas para el descenso de barrancos.

Cierto es que el barranquista habitual no duda, y compra unas botas para barranquismo.
Podemos encontrar distintos tipos de botas en función de la característica que queramos que destaque. A nuestro entender, hay a grandes rasgos, tres modelos para tres cualidades distintas (ojo, que no solo hay los tres mencionados).

Si lo que buscamos es una bota con máxima durabilidad, la Bestard Canyon Guide es la que más destaca.
Si por el contrario, lo que buscamos es máximo agarre, entonces nuestra bota será la Canyoneer de FiveTen.
Hay otra bota que combina algunas de las cualidades ya mencionadas, pero que parece destacar por una menor capacidad de evacuación del agua, así que proporciona mayor capacidad térmica para aquellos descensos más fríos. Estamos hablando de la Adidas Terrex HydroLace.

No se le escapará a nadie que esto es extremadamente resumido, y que cada uno debe buscar su calzado más adecuado.

La mochila para barranquismo

Sin caer en la locura de comprar mochilas, en la medida de los posible habrá que adaptar la capacidad de la mochila en función del material a transportar.
Por lo general, hay que poder transportar todo el material dentro de ella en la aproximación, así que hay que prever la capacidad basándonos en la aproximación y retorno, y no en el propio descenso del barranco que vamos a descender.

Por lo general 35/40 L acostumbran a ser suficientes.

Factores a tener muy en cuenta a la hora de comprar una mochila son la capacidad de evacuación del agua y su durabilidad, así como también el confort, pues por ejemplo en algunos retornos largos, el material ya mojado pesa mucho más, pudiendo acabar con las espaldas muy adoloridas si la mochila no aporta un mínimo de confort. También resultan muy útiles los elementos para el anclaje de la cuerda en el interior de la mochila.

Bloqueadores y poleas

  • Bloqueador tipo “Basic
    Bloqueador de mano ideal para ayudar-nos a recuperar una cuerda enganchada o en caso que sea necesario, remontar por ella, además de ser de gran utilidad en otras maniobras cómo pudieran ser los polipastos.
  • Bloqueador de pecho tipo “croll
    Nos ayudará en gran medida a remontar cuerdas, así como en algunas maniobras de auto rescate.
  • Poleas simples y con bloqueador
    Consideramos que pueden ser de gran utilidad en especial en alguna recuperación difícil o si se prevé la necesidad de alguna tirolina o rápel guiado durante el descenso. Una microtraxion, por ejemplo es una opción que nos gusta mucho.
    Puesto que no vamos a comprar demasiadas poleas, recomendamos adquirir poleas de alto rendimiento.
    Hay que recordar, que si vamos a usar la polea para descender por una tirolina, hay que tener en cuenta que existen poleas para cuerda y poleas para cable, nunca usar una polea inapropiada!

Anillo de cinta cosida 120cm

Si vamos a usar un bloqueador, bien que nos va a ser necesario un pedal, verdad?
Pues de aquí la gran utilidad de llevar con nosotros un anillo de cinta cosido de unos 120 cm para usar como pedal con nuestro bloqueador de mano.

Cordino para machard, prusik, etc.

Si lo nuestro son las técnicas de fortuna, será imprescindible llevar con nosotros 2 metros o más de cordino de un mínimo de 6 mm. de diámetro para la confección de dichos nudos. Es además muy recomendable llevar varios, de diferentes longitudes  y de diámetros que nos vayan a permitir usarlos para montar cabeceras o reenvíos y desviadores a naturales, por ejemplo.

También existen en el mercado anillos para machard cosidos, para evitar posibles errores al realizar el nudo de unión de las dos puntas del cordino.

Son imprescindibles varias cintas cosidas y cordino en abundancia en repeticiones de barrancos poco transitados. Sin olvidarnos de las anillas o los maillones!

El bidón estanco (3 o 6L)

Generalmente hablamos de un bote de plástico duro con tapa, siempre estanca y que nos permite transportar en él el material seco además de aportarnos flotabilidad. Tenemos un artículo específico hablando del bidón estanco, puedes verlo aquí.

En este caso nos centraremos en lo mínimo que creemos que no puede faltar en nuestro bidón estanco:

  • Manta térmica + encendedor o vela (alternativamente un Esbit u hornillo)
    Destacamos tanto el Esbit (nuestro favorito), cómo también un hornillo (aunque es más voluminoso), no en el supuesto de una actividad prolongada en la que debamos cocinar, sino más bien para disponer de una fuente de calor suficiente delante de cualquier imprevisto que nos obligue a permanecer inmóviles o eventualmente calentar agua para recuperar el calor corporal, por lo cual también puede ser de gran utilidad llevar una taza metálica que permita calentar el agua.
  • Frontal de emergencia
    Si puede ser resistente al agua, mucho mejor.
  • Comida
    Adaptaremos el tipo y cantidad a la dureza y al tiempo que vamos a emplear en la actividad.
  • Botiquín
    Es muy importante llevar, almenos, el medicamento personal así cómo un mínimo indispensable, aunque solo sea para curar cortes o inmovilizar mínimamente alguna parte del cuerpo.
  • Gafas de buceo
    Sencillas y baratas, nunca se sabe cuando nos puede caer la cámara de fotos en una poza más o menos profunda 😉.
    Aunque la situamos dentro del bidón estanco, la lógica nos hará pensar que son material colectivo y que con llevar unas en el grupo basta!
  • Teléfono
    Siempre en modo avión o apagado para que no consuma batería buscando cobertura. Hay que comprobar siempre antes de empezar que se dispone de batería suficiente, y recordar también, que si bien no siempre se tiene cobertura con nuestra compañía telefónica, el 112 es viable siempre y cuando tengamos cobertura de almenos una compañía, aunque no sea la que tenemos contratada.
  • Ropa seca para el retorno
    Muy útil también para envolver los elementos más delicados y evitar así que se golpeen entre ellos dentro del bidón estanco.

Agua para beber

¿Qué tontería en medio de un barranco, verdad?
Pues no. Hay que prever este detalle para no tener un disgusto.
Muchísimos son los barranquistas que no han llevado agua con ellos y han encontrado un animal muerto dentro del agua al inicio del barranco, y claro, ¿quién va a beber del río?
Si la contaminación no es química, es muy interesante el filtro Lifestraw en su versión portable.

Material colectivo para barranquismo

Antes de empezar con el material colectivo para el descenso de cañones, debe quedar claro que cómo su nombre indica, este es material colectivo, así que hay que acordarlo con el grupo y distribuirlo entre los componentes de este.

Protectores de cuerda para barranquismo

Si la información del barranco nos informa de posibles roces, o desconocemos por completo el barranco, puede ser muy útil, a la vez que seguro, traer algunos protectores de cuerda con nosotros, evitando (o almenos disminuyendo en gran medida) un posible riesgo de romper la cuerda.

Topo y mapas de la zona (o GPS)

En barrancos ya conocidos, seguramente llevar la topo y el mapa puede carecer de sentido, pero nos serán de gran utilidad cuando vayamos a realizar nuestro primer descenso en un barranco desconocido por nosotros. El GPS, a nuestro entender, no es una muy buena opción, pues si por algún motivo el agua lo inutilizara, podemos quedar sin ningún elemento de orientación.
Para las topografías de barrancos, recomendamos comprar una pequeña máquina de plastificar, las hay muy económicas y nos facilitarán el tener la topo siempre a mano si la podemos plastificar.

Hablando de topos de barrancos, hay que recordar siempre que los barrancos son un entorno muy cambiante, así que por mucho que una reseña nos indique un salto o tobogán, es imprescindible comprobar su recepción, sobre todo después de episodios abundantes de lluvia.

Cuerdas para barranquismo

Sin entrar en la interminable lista de características que las distintas marcas les dan a sus cuerdas para barranquismo en cuanto a fibras, flotabilidad, elongación, deslizamiento de la camisa, etc. si que vale la pena hablar de las cuerdas usadas de forma más habitual en barranquismo.
NOTA: No siempre hay que pagar más por tener un modelo de cuerda con un color molón, el mismo modelo, habitualmente en blanco, para su uso en espeleología nos dará idénticas prestaciones a un precio más reducido debido a que se le ha dado un tratamiento menos (el tinte).

En condiciones habituales, siempre se utilizarán cuerdas semiestáticas, pues su elongación reduce el riesgo de rotura a causa de un posible  roce, además, resulta mucho más cómodo remontar o recuperar una cuerda que tiene menor elongación que no una cuerda dinámica de escalada.

Hay algunos tipos más, pero aquí destacamos las dos clases de cuerda (semiestática):

  • Cuerda semiestática tipo A:
    En función de dónde hagamos la consulta, se considera tipo A toda cuerda a partir de 9,5mm de diámetro.
    Este tipo de cuerda ofrece mayor resistencia, haciéndolas ideales para quiénes se inician en este deporte de aventura o bien en el trabajo en grupos, o lo que viene a ser lo mismo, un uso intensivo de la cuerda.
  • Cuerda semiestática tipo B:
    Quizá el tipo de cuerda que se está poniendo de moda entre los barranquistas expertos.
    Són cuerdas utilizadas en expediciones y grandes barrancos por su reducido diámetro (de 8,5 a 9,5mm) así cómo su evidente peso reducido, factor muy relevante en grandes actividades.
  • Cuerda semiestática tipo L:
    Excepto en Francia, esta cuerda se considera cordino en el resto del mundo y está fuera norma.
    Aunque a título individual, es una cuerda muy interesante para quién busca ligereza.
    Que conozcamos, únicamente hay en el mercado la BEAL ANTIPODES (si conoces otra, deja un comentario por favor!)

Cuerda de emergéncia

¿Qué pasa si en algún rápel a medio barranco hay que cortar la cuerda o por lo que sea no hay forma de recuperarla? ¿Cómo vamos a seguir progresando?
Esa es una cuestión que pocos barranquistas tenemos en cuenta o que obviamos de forma totalmente voluntaria para ahorrar peso.

Siempre se observará que se recomienda llevar 2 cuerdas del doble del largo máximo del rápel más alto, una de ellas, por si nos encontramos con la situación anterior.

Como todos nos conocemos y a nadie le gusta llevar más peso del necesario, una buena opción a contemplar es la cuerda tipo L anteriormente descrita, como cuerda de emergencia. Otra opción más reciente, cómo medida de emergencia, es el Beal Escaper, que permite el descenso por cuerda en simple y recuperar con esa misma cuerda.

Material de sustitución / equipar barrancos

Si no estamos seguros al 100% que las instalaciones de un barranco se encuentran en perfecto estado, lo mejor es ser algo desconfiados y prever posibles eventualidades como puedan ser instalaciones con cuerdas o cordinos envejecidos, manca de anillas o maillones, o bien quien sabe, cabeceras destrozadas por una riada, o por un ladrón de chapas!

Así pues, puede ser útil un pequeño kit de instalación:

  • Placa de emergéncia para parabolts de la marca KOP DE GAS (sólo conocemos esta)
    Alternativamente podemos llevar la chapa y la hembra del parabolt !
  • Maillones
  • Anillos de cinta cosido o cordinos de 7 u 8 de diámetro
  • Maza y espitador
  • Spits + conos y placas
  • Llave

Si prevemos que encontraremos el barranco en condiciones de aguas vivas (y tenemos los conocimientos para enfrentarnos a él), es imprescindible llevar una cuerda de rescate, y si además prevemos un posible abandono, puede ser interesante llevar un mínimo de material de escalada cómo seguros flotantes, uñas, etc. pero seguramente alguien que se adentra en un barranco en estas condiciones no va a leer nunca un artículo cómo este.

Conclusiones sobre el material para barrancos

Es fácil de imaginar que si pedimos a tres, cinco o diez-mil barranquistas su lista de imprescindibles, seguramente no encontraremos dos listas iguales.

Hay que tener en cuenta también la reciente proliferación del barranquismo invernal, que requiere de nuevas precauciones y material, a las que ni tan solo nos hemos aproximado en este artículo.

Así pues, y repetimos esta vez, esta es nuestra versión de la lista, y se agradecerán, como siempre, todas las aportaciones, que en este mundo, hay que aprender de todo y de todos y todas!